Diario Sur

Videochats

Alcohol y adolescencia, una combinación peligrosa

660x400
  • EL DIARIO VASCO

    Los invitados se despiden: 
     

    Fuentes: Diría a las familias que piensen que al no decirles nada sobre el alcohol a sus hijos les están diciendo algo. Ese silencio está diciendo mucho y la gente tiene que responsabilizarse de romperlo. No mirar para otro lado y pensar que el problema no me afecta a mí. Se debe hablar sobre el alcohol con los hijos y se debe hacer desde que son pequeños. 

    Linazasoro: Yo también creo que es importante hablar de estos temas y educar a las futuras generaciones. Los adolescentes entiende perfectamente el lenguaje adulto y hay que hablar con ellos con responsabilidad, no desde la imposición.

    Fernández: Que nosotros no podamos atender a adolescentes en Aergi no quiere decir que no podamos informar a los padres sobre todo lo que esté a nuestro alcance. Estamos abiertos a toda la ciudadanía y, por tanto, a todo aquel que necesite informarse sobre alcoholismo.

    Los invitados dan las gracias y se despiden recordando que mañana los tres estarán en el Salón de Plenos del Ayuntamiento charlando sobre los riesgos del alcohol en la adolescencia a partir de las 19.30 horas

  • Gorb

    Soy madre de un joven adolescente. ¿Qué actitud debo adoptar ahora que ha comenzado a salir? Me consta que algunos de sus amigos ya beben alcohol.. gracias de antemano por vuestra respuesta

    J. Fuentes: Diría que empieza tarde. Hay que comenzar a hablar con los niños mucho antes, en la preadolescencia, con 8 o 10 años, porque es una edad en la que los hijos aceptan mucho mejor los consejos de sus padres. Además en Euskadi el 80% de los menores de edad ya consumen alcohol. Por eso creo que hay que empezar a educarlos desde que son pequeños.

    J. Fernández. Cuando acudimos a los colegios a dar charlas suele ser en clases de primero de bachiller o cuarto de la ESO. como solemos decir, ¡es tarde! Se debería hablar con los alumnos antes, porque para esa edad probablemente ya se han iniciado en el consumo de alcohol. Yo mismo empecé con 13 años.

  • Yanire

    Qué centros tiene Aergi para ayudar a los adolescentes a rehabilitarse? Dónde debo acudir? Y si mi hijo no quiere ir?

    Fernández: Como asociación por ley no podemos coger a chicos de esas edades. Deben acudir a su médico, al psicólogo o a centros como Policlínica que tienen personal que puede tratar el problema. Para Aergi es muy importante poder estar con dos profesionales como el doctor Gurutz Linazasoro y el doctor Joaquín Fuentes hablando hoy aquí y mañana en público en el Ayuntamiento sobre alcohol y adolescentes para prevenir que el día de mañana tengan que pedir nuestra ayuda. Como decía, creo que hay mucho trabajo que se puede hacer aunque no podamos tratar directamente con los consumidores más jóvenes. Hay hábitos culturales que cambiar, prácticas que erradicar y mucha información que se debe ofrecer. Por otra parte, creo que pronto llegará otro problema gravísimo, el 'tsunami' de las apuestas por internet y la cantidad de gente joven que se está haciendo adicta...

  • Manoli

    ¿Qué podemos hacer desde la sociedad para prevenir a los jóvenes sobre el consumo del alcohol? ¿No creen que el alcohol está demasiado metido en nuestras costumbres? Pienso en una comida familiar con un buen vino, la sidra en Santo Tomás etc.

    Todos coinciden: Hay muchísimo por hacer.

    Fuentes: Se deben cambiar hábitos y lo tienen que hacer los adultos, no los adolescentes. Nos toca a nosotros liderar el cambio en la relación con el alcohol.

  • maikel

    ¿Y los centros de educación? ¿No pueden ayudar mucho en este asunto? Con charlas, llevando invitados, haciendo debates entre los chavales...

    Fuentes: El día de la Tamborrada los bajos de La Concha se llenaron de jóvenes de botellón. Eso antes no se veía. Tampoco que en algunas clases pongan fondos durante días para organizar el botellón.

  • erika

    Si una niña de 14 años ha tenido su primer coma etílico, le puede dejar secuelas? Es una simple chiquillada o me debo preocupar y llevarla a algún sitio?

    Linazasoro: Lo primero solucionar el problema médico. Y después aprovechar la coyuntura para educar y convencer. Porque lo que probablemente el grupo lo comentará después como una heroicidad. Hay que dejar claro que no lo es. 

    Fernández: Estuvimos dando una charla en bachiller y nos comentaron que estaban preocupados porque una adolescente podía tener un problema de adicción. Y es curioso cómo lo detectaron: en una txozna del colegio en la que vendían alcohol en Santo Tomás. El  consumo que al parecer realizó la joven fue tan excesivo que a los profesores les llamó la atención y, después, indagando, se dieron cuenta de que tenía problemas también en casa. Pero claro a uno le dan ganas de preguntar: ¿Y qué hacíais en una txozna del colegio vendiendo alcohol por mucho que sea Santo Tomás? También participamos en la organización del Kilometroak de Tolosa. Planteamos que en el circuito hubiera alcohol cero. Nos miraron como a marcianos. 'Es que tenemos publicidad de esto, de lo otro... pero no de alta gradución, eh, sólo de patxaran'. Perdona... ¿cómo? En el Kilometroak hay muchas familias, muchos padres con sus hijos y no deberían ver cómo los padres beben por ejemplo y coherencia. Al año siguiente ni nos llamaron

  • Ana

    La relación tabaco-cáncer parece clara. ¿Y alcohol cáncer? por qué nadie habla de eso? No tiene incidencia o es un negocio demasiado rentable?

    Linazasoro: Es un tema perfectamente estudiado. El consumo de alcohol excesivo aumenta el riesgo de cáncer en todo el aparato digestivo y en el genito-urinario. Fuentes: Los tres problemas principales para la salud que se pueden prevenir son el tabaco, el alcohol y la hipertensión. De los tres dos tienen que ver con consumo. Linazasoro: Los oncólogos dicen que si no se fumara y no se bebiera el índice de casos de cáncer caería en picado. Fuentes: Hemos pasado de esas películas de Hollywood con los galanes fumando a los anuncios en playas paradisíacas en los que los jóvenes están fenomenal y guapísimos tomándose algo Fernández: Además de la publicidad directa está toda la subliminal. Si yo te digo Jazzaldia, ¿qué te viene a la cabeza? ¿Heineken no? y si te digo remo... ¿no te viene San Miguel? Pues en eso estamos. Linazasoro: Yo empecé a fumar porque lo hacía Ironside y dejé de hacerlo por una campaña con la foto de un niño con una lágrima a la que acompañaba el eslogan 'Mi papá también fumaba'. Fernández: Nosotros hemos presentado varias directivas a la Unión Europea para que todas las botellas de alcohol tengan perfectamente identificado el consumo recomendado, la graduación, etc., y ninguna ha pasado el primer corte. ¿Intereses comerciales? No lo sé, pero algo hay

  • ROGER

    POR QUE CREEN QUE NO SE CUMPLE LA NUEVA LEY DE DROGODEPENDENCIAS DEL GOBIERNO VASCO, EN LOS BARES DE CAMPOS DE FUTBOL, LA PUBLICIDAD DE ALCOHOL EN RADIO EN LOS HORARIOS QUE DEBIERA ESTAR PROHIBIDO, GASOLINERAS,SUPERMERCADOS QUE VENDEN ALCOHOL A MENORES DE EDAD ETC?

    Fernández: La letra de la Ley de Adicciones está muy bien. La música es otra cosa. Y la realidad está ahí. ¿Hasta qué punto debe intervenir el Gobierno en este tema? Pues bueno ellos han hecho la ley, ahora que la apliquen. No podemos decirles a unos chavales que están jugando en un campo de fútbol que no beban cuando los aitas lo están haciendo ahí en el bar mientras ellos juegan.

    Fuentes: Lo que interesa es hacer un cambio cultural. Y no lo tienen que hacer los jóvenes, sino los adultos. Un ejemplo es el tabaco. Muchos niños de esta eneración se han beneficiado de la reducción del tabaco porque sus padres ya no fuman en casa. Con el alcohol quizá se tardará una generación más

  • Angel

    ¿Es menos dañino en general para el cerebro adolescente y adulto el consumo de bebidas fermentadas como cerveza, vino o sidra; en vez de los destilados? Creen que se debería "promover" más el consumo de este tipo de bebidas en vista de que es imposible prevenir al 100% el consumo de alcohol entre los jóvenes?

    Linazasoro: Al final todo es una regla matemática. La graduación se establece según los gramos de alcohol por litro. El que consume alcohol de baja graduación pero consume mucho se va a equiparar  al que bebe poco pero de de alta graduación. Me parece un error hablar de bebidas alcohólicas mejores o peores. Para erradicar el alcoholismo no hay que promover beber. Alcohol 0.

  • Joxean

    ¿Cómo se reconoce a un alcohólico? ¿Cuáles son los síntomas? Muchas gracias!

    Linazasoro: Un alcohólico es un adicto, por tanto debe consumir para estar bien y no puede evitarlo aunque sepa que tendrá consecuencias. Esa, digamos, es la mejor indicación. Luego el consumo excesivo genera otras señales visibles en la piel, o en la coloración si ya ha efectado al hígado, por ejemplo. 

    Fernández: En la asociación comentamos que los alcohólicos beben de una manera muy peculiar: con excesiva voracidad, con apremio y mucha sed. En las cuadrillas de 'txikiteo' se suele detectar quién tiene problemas cuando hay alguno que vacía el vaso mucho antes que los demás, que está impaciente por que los demás acaben para poder beber más y no centrado en la conversación. Nosotros no dejamos nunca ni una gota en un vaso, ni siquiera de café.

  • Miren

    ¿Qué daños puede producir el alcohol en el cerebro? Siempre he escuchado que afecta a la memoria...

    Linazasoro: Afecta a la memoria sí, y por dos mecanismos. Uno es plena borrachera, de modo que al día siguiente no te acuerdas de nada. Y el otro ocurre después, a consecuancia de que una de las zonas más afectadas por el alcohol es el hipocampo. Sabemos que esta zona es muy importante en la generación de nuevas neuronas y que éstas, a su vez, son claves para procesos como el del aprendizaje. Pero el alcohol va más allá y afecta mucha más parte de nuestro cerebro: a la corteza frontal, que es la que se encarga de las funciones, o al cerebelo, que regula las vías sensitivas y las vías motoras y por eso el borracho anda inestable o no ve bien. En muchas ocasiones se puede revertir el daño infligido al cerebro pero otras veces la atrofia es permanente

    Fernández: En mi lenguaje eso se tradujo en que a los 16 años tuve que dejar los estudios porque me era imposible retener nada. Después, cuando ya dejé el acohol y llevaba cuatro años sin consumir, hice el acceso a la Universidad y me matriculé en psicología. Afortunadamente mi cerebro era muy plástico y se pudo recuperar.

  • PILI

    Tengo un nieto de 19 años, diagnosticado TDAH desde los 8 años. Fuma tabaco, porros de vez en cuando y a veces se toma unas cervezas o alguna copa cuando sale con sus amigos. ¿Cómo puedo hacerle entender lo nocivo que son estos hábitos, sobre todo para él?

    Linazasoro: Ahí sí que es acudir a la pedagogía. Está demostrado que el alcohol y el cannabis pueden dañar el cerebro y llegar a modificarlo

  • perico

    Se trae una predisposicion genetica al consumo de alcohol ?

    Fernández: En mi caso está claro que sí. Soy biznieto, nieto e hijo de alcohólico y yo cuando empecé a beber me daba cuenta de que era algo imparable que no podía controlar. El 56-57% del problema es genético.

    Linazasoro: Sí, hay varios polimorfismos genéticos de la serotonina y de la dopamina que hace que algunas personas necesiten estímulos muy muy altos para sentir placer. No sólo de alcohol o drogas sino también de otras cosas, como por ejemplo practicar actividades de riesgo. Esto les lleva a caer más fácil y más rápido en adicciones de todo tipo.

    Fuentes: Hay un 20% de los niños y las niñas que tienen problemas a parte del alcohol que les empujan a su consumo. Muchos tienen problemas de ansiedad social y el alcohol siempre ha soltado la lengua. Otros tienen TDAH, y ven beber como un refugio, o depresión, y deciden tomar alcohol para animarse

  • Fran

    ¿A qué edad es recomendable dejar que tus hijos se tomen su primera cerveza o su primer vino?

    Fuentes: Lo van a beber aunque no se les deje. Lo que hay que hacer es desde niños explicarles qué hace el alcohol, qué efecto nocivo tiene en el cuerpo, en la familia, en la sociedad. No es decirle al menor que ya puede beber, sino preguntarle al adolescente qué quiere hacer conociendo los riesgos.

    Linazasoro: El buen uso del alcohol debe ser no más de dos vasitos al día de vino, que es lo que dice la OMS.

    Fuentes: En muchos países el alcohol sólo se puede consumir a partir de los 21. Y no es una cifra aleatoria, es porque se sabe que la estructura del cerebro no está preparada para hacer frente al alcohol hasta esa edad.

  • Ainhoa

    Mis hijos aún son pequeños, pero me preocupa mucho qué relación tendrán con el alcohol y las drogas el día de mañana, sobre todo después de ver lo que ocurre en fiestas como las de San Fermín. ¿Es posible prevenir un consumo temprano? ¿cómo?

    Fernández: Yo tengo muy claro por mi experiencia como alcohólico que el entorno que trata como normalizado el alcohol propicia un consumo temprano. Por mi experiencia puedo afirmar que lo que funciona es el ejemplo. La prevención empieza por no consumir alcohol en casa aunque seamos adultos. En mi casa en las comidas se bebía más alcohol que agua.

    Fuentes: Ahora hay muchos niños que pasan el sábado con sus padres y mientras ellos juegan en el parque los padres están bebiendo. Es un ejemplo y un consumo muy visual. San Fermín tiene cosas preciosas y cosas horribles. El alcohol se ha asociado en nuestro país con las celebraciones, con las ocasiones especiales y con las fiestas. Hay muchísimos jóvenes que no beben entre semana y sólo lo hacen para salir de fiesta. Ocurre desde no hace más de 20 años y es algo absolutamente nuevo. Porque supone un consumo de alcohol de atracón.

    Linazasoro: En los 90 con el botellón se hizo visible que era una cuestión grupal. Se convierte en una actividad por sí misma para hacer en grupo, algo que hasta esa fecha no ocurría. Y como decíamos, el grupo ejerce mucha presión.

    Fuentes: Claro, y luego están las fiestas de las ikastolas, las txoznas, los programas de fiestas patronales.... todo debería cambiar para ser coherentes en cuanto a prevención del alcoholismo.

    Fernández: En la asociación nos llama la atención que los chavales de 11 y 12 años, que los hay, salen a beber a horas muy tempranas para que a la hora de volver a casa sus padres no detecten que se han cogido el pedo. Los padres deberían estar muy atentos a cómo se comportan sus hijos al volver a casa aunque sea temprano porque esto está ocurriendo. Algunos se preguntarán cómo chavales tan pequeños consiguen comprar alcohol, pero lo cierto es que prácticamente no encuentran problemas para conseguir alcohol en ningún sitio.

    Linazasoro: El alcohol ejerce una atracción fatal en los adolescentes por las características de sus cerebros. En algunos países están haciendo contra-propaganda a la publicidad de bebidas alcohólicas

  • Anya

    Hola! tngo 15 y en mi clase hay chicas y chicos que ya se emborrachan. Yo he probado el whisky pero no me gusta... y en general me da miedo beber, ¿Qué puede hacerme?

    G. Linazasoro: Si te refieres a qué puedes hacer para evitar consumir alcohol es una reflexión personal que debes efectuar y que implica pensar cómo enfrentarte al grupo. No es fácil porque el grupo marca mucho. Hay autores que incluso creen que la personalidad del individuo está determinada por el entorno y por la presión social que ejerce. Quizá el argumento para decidir no beber aunque los demás lo hagan está en entender cómo funciona el cerebro de una persona adolescente. Es enormemente plástico, dinámico, rápido, es capaz de socializar y de aprender mucho. Pero tiene una parte que no es tan buena, y es que es mucho más proclive a experimentar, a probar, a testar y atesorar experiencias. Y es menos racional. Quizá entendiendo bien este funcionamiento se podría abordar el problema de forma más eficaz.

  • RAFA

    Tengo un hijo de 16 años. ¿Cómo debemos comportarnos con ñel en casa? ¿Le permitimos tomar champán y vino bueno en ocasiones especiales para que tenga un contacto de ese tipo y no de borrachera o se lo prohibimos porque es malo? No sabemos muy bien cómo tratar este tema

    G. Linazasoro: Quizá es un poco precipitado arrancar con esta pregunta, ya que responderla sería más bien una de las conclusiones a las que uno llega después de analizar el problema. Pero es interesante porque viene a poner de manifiesto las dos caras que tiene el consumo de alcohol en nuestro país: por una lado la amable, la de cultura y la tradición;  por otro, la cara más amarga, la de la adicción y los problemas que ello genera. Pienso que es una pregunta de muchísimo calado y creo que tendría que haber más personas implicadas en dar una respuesta clara, con perfiles de ámbitos como la política o la empresa. Mi opinión es que para tratar el problema del consumo de alcohol entre los adolescentes debemos replantearnos el consumo que hacemos como adultos.